SINTAXIS: Valencia verbal

LA VALENCIA VERBAL

Se refiere a la propiedad que tienen los verbos de requerir un número determinado de grupos nominales o preposicionales como argumentos. Se dice que un verbo tiene valencia dos si requiere dos argumentos y valencia tres si requiere tres argumentos.

Por ejemplo, el verbo decir requiere dos argumentos:

  1. Un AGENTE que realiza la acción
  2. El RESULTADO de la realización de esa actividad

Como en el enunciado

(i) Ella dijo sí.

(ii) Ella [AGENTE] dijo  [RESULTADO].

Según su valencia los verbos se pueden clasificar en:

  • Verbos MONOVALENTES (requieren un argumento)
  • Verbos BIVALENTES (requieren dos argumentos)
  • Verbos TRIVALENTES (requieren tres argumentos)
  • Verbos TETRAVALENTES(requieren cuatro argumentos) […]

¿Qué argumentos requiere un verbo tetravalente?

  1. Un AGENTE.
  2. Un OBJETO.
  3. Un DESTINATARIO.
  4. Un PRECIO.

Veamos un ejemplo con el verbo vender:

(iii) Juan vendió a Pedro un coche por 100.000 pesetas.

(iv) Juan [AGENTE] vendió a Pedro [DESTINATARIO] un coche [OBJETO]                                                         por 100.000 pesetas [PRECIO].

 

 

Aclaraciones adicionales:

Un verbo bivalente requiere dos argumentos, a esta condición se la denomina VALENCIA ARGUMENTAL. En contraste, aquel verbo no rige dos argumentos, o sea, no ejerce RECCIÓN ARGUMENTAL.

Un verbo rige solo a su objeto, no a su sujeto. Ahora bien, esto no significa que no exista ninguna vinculación entre el verbo y su sujeto. El verbo sigue requiriendo el sujeto e impone sobre él restricciones semánticas.

Es conveniente distinguir también la valencia y la rección argumentales de la OBLIGATORIEDAD ARGUMENTAL.

Un verbo puede requerir un argumento, pero esto no quiere decir que este argumento sea obligatorio.

Por ejemplo, es evidente que comer es un verbo bivalente que requiere dos argumentos [1 AGENTE y 2 LO QUE ES COMIDO] y rige un argumento [el objeto directo; es decir, lo que come].

Pero el verbo comer en

(i)  Juan come mal

puede aparecer sin la presencia del argumento requerido y regido:

            (ii) Juan [AGENTE] come [se omite LO QUE ES COMIDO] mal.

La confirmación de que a pesar de esa omisión hay bivalencia, es que la oración (ii) sin el segundo argumento lleva un argumento semánticamente implícito.

En efecto, Juan come mal significa que 1) Juan come poca comida, o que 2) come mucha comida poco nutritiva, aunque en ambos casos el segundo argumento aparece en el significado implícito de la oración.

Esto no ocurre con un verbo como correr, ya que

(iii) Juan corre mal

no significa que Juan corre pocas carreras o que corra muchas carreras malas, sino que realiza mal la acción de correr.

Obsérvese que correr es un verbo monovalente (requiere un solo argumento, el AGENTE) en

(iv) Juan [AGENTE] corrió

Además, puede regir un argumento no exigido:

(v) Juan corrió los cien metros vallas (argumento no exigido)

Está claro que los cien metros vallas no está requerido por la valencia del verbo y, sin embargo, es un argumento regido por este.

Algo análogo se puede decir respecto de verbos como morir o vivir.

RECCIÓN es un concepto que tiene que ver con la estructura jerárquica de la oración y no con los argumentos que el verbo requiera. En la oración (v) el verbo no requiere un argumento pero lo rige.

La valencia no implica obligatoriedad sintáctica aunque sí una obligatoriedad semántica.

Por supuesto, hay verbos como carecer que requieren y obligan a expresar el argumento objeto, en este caso decimos que ese argumento es exigido por el verbo.

La rección, por otro lado, no implica necesariamente valencia.

La valencia sirve para clasificar los verbos, pero la rección sirve para clasificar estructuras sintácticas.

 

Relación entre valenciaobligatoriedad rección

La valencia verbal se define sobre la base del REQUERIMIENTO VERBAL.

Los verbos serán clasificados como mono, bi, tri o tetravalentes.

La obligatoriedad de los ARGUMENTOS EXIGIDOS.

Los verbos n-valentes pueden a su vez clasificarse en diversos grupos según sea            obligada u opcional la expresión material de cada uno de los n-argumentos requeridos. Es decir, sobre la base de si cada uno de los n-argumentos requeridos son exigidos o no.

La rección verbal es una RELACIÓN SINTÁCTICA que puede establecerse entre determinados grupos sintácticos y los verbos. El grupo sintáctico regido puede ser requerido por la valencia del verbo. Los verbos se clasificarán entonces por el hecho de si permiten que haya argumentos regidos que no sean argumentos requeridos.

Ejemplos de relaciones entre valencia, obligatoriedad y rección:

  • Verbos bivalentes con el segundo ARGUMENTO REQUERIDO pero no exigido:

     comer, beber, escuchar, oír, creer, comprender.

  • Verbos bivalentes con el segundo ARGUMENTO EXIGIDO:

          decir, carecer, hacer, encontrar, encender.

  • Verbos que no pueden regir argumentos no requeridos:

          regresar, distraerse, palidecer.

  • Verbos que pueden regir argumentos no requeridos valencialmente:

vivir, correr, morir, respirar,   dormir.

 

Fuente de la información:

http://hispanoteca.eu/Lexikon%20der%20Linguistik/c/COMPLEMENTOS%20ARGUMENTALES.htm

Un comentario en “SINTAXIS: Valencia verbal

  1. Pingback: Ponlo fácil: ¿Qué es el predicado? – Área de Comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s